Google penaliza a sitios no adaptables


Google tiene claro que muchos usuarios usan dispositivos móviles para realizar búsquedas y que Google debe ofrecerles los mejores resultados posibles y facilitarles el acceso, independientemente si esta información se encuentra en apps o páginas web.

Por ello está adaptando sus algoritmos de búsqueda a estos nuevos patrones de búsqueda. Esto significa adaptarlos al hecho que los accesos a internet mediante dispositivos móviles han aumentado exponencialmente y la tendencia es de seguir en esa línea.

Así ha anunciado dos decisiones de cierta importancia que empezarán a aplicarse a partir del 21 de abril. Las páginas web que sean responsive o que tengan versión móvil, es decir, que estén correctamente configuradas y se muestren correctamente en dispositivos móviles aparecerán más arriba en los resultados de Google.

¿Quiere decir esto que las páginas web que no sean responsive desaparecerán del buscador de Google? No, pero serán menos competitivas.

La segunda decisión es que va a indexar el contenido de las Apps, lo que va a hacer que aquellas empresas que han preferido crear una App en vez de una página web, ganen visibilidad en google. A nadie se le escapa el impacto que esta decisión tendrá en el sector del marketing online, sobre todo a lo que el posicionamiento SEO se refiere.

Las empresas deben plantearse adaptar sus páginas web para ser competitivas a medio plazo en Google.

No olvidemos que en muchos casos el rendimiento de un negocio en la red depende intrínsecamente a su buen posicionamiento en Google.

De rebote esta decisión provocará un aumento en la demanda de las empresas especializadas en el diseño web.

Sobre todo en las que demuestren capacidad para adaptar páginas web con diseños no responsive a responsive.

Os dejamos este enlace a una herramienta de Google que analiza tu página web diciéndote si está adaptada o no al tráfico móvil.